La UNESCO aplaza de nuevo, hasta abril de 2012, su decisión sobre el premio que lleva el nombre de Obiang