Cada día nacen cien niños en las zonas afectadas por el terremoto de Ecuador