Uber enfrenta una demanda en EEUU por varios casos de agresión sexual de sus conductores