Crece la preocupación en el subcontinente americano por el virus Zika