El autor del ataque en Isère se hizo un 'selfie' con el cadáver decapitado de su jefe