Los ultras egipcios prometen venganza tras la muerte de 19 seguidores en El Cairo