Tres muertos al estrellarse una avioneta sobre los coches aparcados en un barrio de Belo Horizonte, en Brasil