Las autoridades niegan que exista un vídeo de los últimos instantes del A320