Reino Unido cree que el derribo del avión ruso apunta a un atentado terrorista