Un adolescente entra con un machete en una guardería en Brasil y mata a tres niños y dos profesoras