Las aerolíneas deben reembolsar el precio total del billete, incluidas tasas