Una agencia de noticias cubana denuncia la detención de cuatro periodistas en 48 horas