Fujimori apela a la piedad del Gobierno: "Por favor, no me maten"