Alemania y Bélgica, de luto, a la caza de culpables mientras se buscan desaparecidos