Un almacén en Londres se incendia y genera una nube de humo tóxico