Una pareja de ancianos reclaman la legalización de la eutanasia en su carta de suicidio