Un niño de cuatro años muere tras quedar atrapado en una secadora