El recorrido de la antorcha olímpica está salpicado de protestas