El rey jordano aprueba el nuevo Gobierno tras la dimisión del anterior por protestas