Todo apunta a que la nueva Asamblea francesa será ‘macroniana’