Se arranca los ojos durante una misa en Toscana, Italia