El artista chino Ai Weiwei lleva la música a los refugiados