El presunto asesino de los Closs afirma que los mató al tercer intento