Un ataque de un avión espía de EEUU deja ocho muertos en una zona tribal de Pakistán