Siguen los ataques rebeldes a los civiles sirios: Mueren siete personas en el bombardeo contra un hospital