Todas las víctimas del atentado en la cafetería de Bangladesh son extranjeras