“Estábamos en casa y parecía que estábamos al lado de ellos”