Así abatió la Policía a los presuntos asesinos del soldado en Londres