Jóvenes supervivientes del atentado de Manchester comparten su durísima experiencia con Isabel II