La familia del sospechoso del atentado de Estambul, bajo custodia policial