Atropellada al llevar los auriculares puestos y no escuchar las sirenas de una ambulancia de servicio