Empotra su coche contra otro con el que acaba de chocar en plena calle en Londres