Un niño de tres años sale practicamente ileso tras un espectacular atropello