El autor del tiroteo de Florida sufría trastornos mentales tras servir en Irak