El avión ruso siniestrado no explotó en el aire