Tres mil personas buscan los cuerpos de los ocupantes del avión ruso siniestrado