La rápida intervención de un policía evita la muerte de un bebé que se estaba ahogando