El bloqueo en el Congreso lleva al cierre del Gobierno de EEUU