El día más sangriento desde el inicio de la ofensiva israelí