Brasil, lista para atajar las protestas durante la final de la Copa Confederaciones