Un cachorro de oso polar, estrella del zoo de Copenhague al salir al aire libre por primera vez