Los cadáveres de una mujer y un niño migrantes han sido encontrados frente a las costas de Libia