Una cámara capta el ataque mortal de un tiburón