Las autoridades alemanas tratan como acto terrorista el incidente del conductor que dejó 15 heridos