Los candidatos presidenciales se comprometen a acatar los resultados electorales