Capitán de la Guardia Nacional cobraba a los presos de El Rodeo hasta 4.800 euros por el ingreso de armas