Cargas policiales para frenar a cientos de migrantes en la frontera entre Guatemala y México