El chapapote tiñe de negro la costa azul francesa