La mujer a la que un chimpancé le arrancó la cara y las manos: "Es muy difícil vivir así"