China no puede contra el coronavirus e intensifica las medidas para combatirlo